miércoles, 18 de agosto de 2010

Chile: Improvisan culto evangélico en mina San José


Un improvisado culto evangélico, en medio de las desérticas dunas de Copiapó, se realizó este sábado pasado en las laderas de la mina San José donde se encuentran atrapados 33 mineros desde hace más de una semana.La comunidad cristiana de la zona se siente tan sensible a la tragedia que decidieron salir a la calle con sus instrumentos musicales a cuestas, para pedirle a Dios con canticos que ayude a los trabajadores.“Somos ochenta personas que recibimos el llamado del Señor para orar por los hombres atrapados, venimos de La Serena, Coquimbo, Vallenar y Copiapó. Todos de diferentes iglesias cristianas, pero unidos por la fe para llevarle esperanza a las familias de los mineros”, cuenta el pastor de la iglesia Metodista Pentecostal, Rafael General.Es más, estos hombres y mujeres estuvieron por más de una hora bajo el sol orando en medio del desierto para que esta tragedia tenga un buen término, y aseguraron que se están organizando para repetir esta llamativa experiencia mañana.“Queremos motivar a la gente, independiente de sus creencias religiosas, para que oren para que los mineros estén vivos, todo Chile puede ayudar de esta manera”, aseguró el pastor.

TRABAJOS DE RESCATE


Las perforadoras con que se intenta llegar al lugar donde habrían buscado refugio a cientos de metros de profundidad 33 mineros atrapados hace más de una semana ya se encuentran cerca, pero el ministro de Minería dijo que sólo el lunes accederían al sitio.La más avanzada de las siete sondas que trabajan en la perforación del yacimiento de oro y cobre se encontraba al mediodía de este sábado a 523 metros de profundidad, y debe llegar a unos 700 metros, donde está el refugio de emergencia al que se presume pudieron haber escapado los trabajadores.